domingo, 31 de octubre de 2010

Presentación del libro "El diablo por un agujero"

A quienes estén cerca, les invito al lanzamiento de mi "cuentario" como dice Alejandro Maciel. Será el próximo jueves 4, a las 19:00, en la biblioteca Augusto Roa Bastos. Luego nos tomamos un vinito.

jueves, 28 de octubre de 2010

Gracias y adiós a Kirchner

No se puede decir más ni menos: Kirchner fue un gran ser humano y un gran presidente. Nos hermanamos con los argentinos en el dolor de esa pérdida, todos los que sentimos como la gran patria a nuestra querida Latinoamérica.

sábado, 23 de octubre de 2010

Invitación a presentación de libro

"El gato, los ratones y Canallita", un cuento para niños escrito por Alejandro Maciel y Amanda Pedrozo, será presentado el próximo jueves 4 de noviembre, a las 19:00, en la Manzana de la Rivera.
Para los que adoran a los niños pero no creen que haya que tratarlos como a pequeños tontos, sino como a los hombres y mujeres del mañana a los que hay que criar con la verdad y nada más que la verdad... aunque esa verdad incluye la existencia de un mundo mágico en el que dejan de creer los que al crecer ya no pueden verlo porque se desatinaron de la alegría, que es lo único que justifica este mundo y sus aledaños.

miércoles, 6 de octubre de 2010

DE BRAVUCONADAS MILITARES Y OTRAS YERBAS

VARIACIONES SOBRE EL MISMO TEMA

El tema de la creciente inseguridad social ocupa la agenda de los principales líderes de países emergentes. Cualquier análisis de datos, por precario que sea, demuestra en forma clara que, aunque las cifras de crecimiento económico repunten, la distribución de esas ganancias sigue siendo muy desigual. El neoliberalismo que fustigó el mundo en las décadas de los ‘80 y ‘90 dejó marcadas las huellas de una profunda vocación empresarial por la explotación salvaje de los empleados / obreros / obreras.
En Latinoamérica, además, se desalentó la producción agropecuaria minifundista, el campo quedó desierto, el éxodo de la gente hacia las grandes ciudades produjo cinturones de hacinamiento social donde el Estado, que insistían en achicar, no llegaba para salud, educación ni justicia. No hay que ser adivino para saber que la gente ayuna de formación, abandonada en sus necesidades más que básicas, es el invernadero donde pueden progresar todos los males sociales.
El actual Gobierno tomó el toro por las astas y si bien las políticas de emergencia siguen siendo asistencialistas, han diseñado otros pasos y proyectos pero el problema sigue siendo difícil. Todavía tenemos a la educación en pañales y sin una verdadera insistencia obsesiva en la educación (el otorgamiento del subsidio familiar a cambio de la asistencia de los niños/as al colegio, es un paso en este sentido) no daremos con ninguna salida del atolladero. Es la propia gente la que debe buscar la salida, contando con una mínima formación que los haga laboralmente competentes y socialmente activos para abrir la puerta por ellos mismos, sin esperar nada mágico que los saque del problema a cambio de votos, dádivas o regalos. A nadie que sea digno le gusta venderse.
*******
Cuando caminábamos seguros por los senderos institucionales, nuevamente una asonada policial puso en alerta la democracia ecuatoriana. Los datos inicialmente eran confusos, estaban mezclados personajes y personejos del ejército, la policía y los nunca faltantes negociadores de la derecha que se desvelan por custodiar los sagrados valores de la patria, etc. etc.. Esa misma derecha conservadora y conservadura que fortaleció la exclusión social con su ideología del “sálvese quien pueda mientras yo gane” ahora pretende ser no sólo la enfermedad, (que siempre lo fue) sino también el remedio, el médico y el certificado de defunción llegado el caso. Excelente el enérgico repudio general de todos los sectores que todavía recuerdan haber aprendido algo de dignidad cívica.
Alejandro Bovino Maciel, Buenos Aires, octubre 2010.

lunes, 4 de octubre de 2010

La cocinada política de los cuervos

Ciertamente, no hay país como Paraguay. Ya lo decía Luis Alberto del Paraná: "nuestras costumbres no tienen nada que se parezcan a otra nación". Cuando al fin -aunque por razones familiares que son camisa de once varas- el general Rodríguez cumplió el sueño de todos los paraguayos de bien y mínimamente honestos al menos, de rajar del poder a Stroessner, le buscaron pelos a la leche. Antes de tal acto (por el cual sus pecados le habrán sido perdonados y habrá ido derechito al cielo el general Rodríguez), todo el mundo había oído chismes acerca de él, y todo el mundo había callado. En todo caso, los que siempre protestaban eran los contreras a Stroessner, porque los oficialistas andaban muy ocupados pyragueando y tratando de justificar a lo prepo el puterío político.
Los otros, del entorno del finado tiranosaurio, estaban muy contentos y engordando sus arcas durante la dictadura, hasta el más chapî de los "subaternos" se creía en la obligación de vivir justificando hasta los crímenes con argumentos sólo para cretinos, como "y para qué se meten en política", "para qué hablan", "el que no es contrera no tiene porqué tener miedo" o más simplemente: "...y, habrá sido comunista". Bueno, ésos, de repente cuando Rodríguez echó del poder y del país a su consuegro por razones de índole puramente familiar y de poder, por lo que se decía, se dieron por enterados de que había rumores acerca del milico, que en ese momento ya era presidente de la Rca.
Tarde piâron, y es que lloraron por donde más les dolía (como la viuda del chiste aquél, que tras el entierro se puso a orinar sobre la tumba de su finado esposo). Pero en fin, la historia posterior es larga, y se hace camino al andar como escribió Machado. No perdimos el pelo ni la maña. Los mismos que habían apoyado el poder basado en crímenes, mentiras, abusos de todo tipo, son los que ahora se rasgan las vestiduras... y luego sólo sirven para vivirle al pueblo sentados en el Congreso, que cobran sus inmerecidos salarios de los impuestos que pagamos todos los paraguayos y paraguayas y que se autoaumentan los sueldos cuando les da la gana. Son los que sólo sirven para trabar proyectos en favor del pueblo. Les importa un carajo el bien del país, de las familias humildes.
Y son estos mismos los que no pueden ocultar la negrura de sus almas (luego van a misa si son católicos, dicen que creen en Dios y comulgan y lo mismo hacen los que son "evangelios" y afines, van al templo y se creen limpios por eso). No pueden evitar estar felices (porque la gente asquerosa es impaciente cuando se trata de alcanzar el poder, la fama o el zoquete) porque el presidente Lugo está enfermo. Por poco no apuestan si muere o no, y cuándo.
Esos y ésas no conocen siquiera el mínimo sentimiento de projimidad, solidaridad, humanidad. Bazofia son (con las rarísimas excepciones, que las hay). Una porquería, no les quede duda de que ya están en la gran cocinada -cochinada es el término exacto- para estironearse por la silla presidencial. Lo peor es que en el Congreso se debe decidir acerca del "permiso" por enfermedad, para el presidente egítimamente elegido, y justamente en el Congreso estan los grandes "cheff" de las cocinadas. Entendéa.

Las historias de familia: legado de sangre en la literatura

Tudo é especial
-------------------
Se você tem un fato marcante
que lhe foi relatado
em família...
Se á história suscitou lembranças
pouco o muito distantes
em magia...
Se a emoçaô nâo foi vâ
as natural, intensa
em tristeza e alegria...
Se voçe quer homenagear o relato
ou quem participo desse fato
o gran finale está na estratégia
de gravá-lo para sempre
em ediçâo especial.
(De: A Palavra na Pátina de Lua. Hygia Terezhina Calmon Ferreira)