sábado, 27 de noviembre de 2010

LA VUELTA AL MUNDO EN UN MINUTO

LA VUELTA AL MUNDO 

EN 60 SEGUNDOS

El sacudón que produjo la artillería norcoreana atacando una isla de Corea del Sur, puso de nuevo de relieve el peligro de los caudillos de cualquier laya cuando se atornillan al poder apoyándose en una carrera de militarización. El líder norcoreano Kim-Jong-il ordenó el ataque a una base militar surcoreana el domingo pasado y ayer hizo emitir un comunicado “lamentando” la muerte de los 4 fallecidos en el procedimiento. Tanto Kim-Jong-il como su hijo y sucesor Kim-Jong-un, vitalicios en el gobierno de Corea del Norte, siempre se presentaron al mundo con rasgos psiquiátricos, el excesivo cuidado metrosexual del líder padre (un señor añoso que usa pelucas y extensiones capilares…) corren parejos con estas acciones imprevistas, catatónicas y contradictorias como bombardear un sitio y después “lamentar” que hayan víctimas. (¿Qué iba a haber? ¿Una fiesta de 15 años?) culpando al gobierno de Seúl por “usar escudos humanos” en una zona que ambos países se disputan desde la guerra desatada entre 1950 y 1953 cuando se separaron ambos países, quedándose el Sur con un régimen más o menos republicano y el Norte con la alianza de China y un régimen más o menos comunista pero más personalista, tal como entendieron el marxismo los líderes de la Revolución Rusa de 1917. Ese marxismo totalitario y oxidado de los fuertes caudillismos personalistas (Stalin, Lenin…) y del canje de la burocracia zarista por la enquistada dirigencia roja, igual o peor que la anterior, estalló con la caída del Muro de Berlín y la Perestroika. 

Hay todo un germen del pensamiento neomarxista, al que adhiero públicamente, que está pensando otra praxis de la doctrina del “Manifiesto”. Estos líderes como los Kim-Jong padre e hijo, deberían pasar al archivo de la historia, nada hicieron en estos 50 años por mejorar las condiciones de vida de los norcoreanos, la economía flaquea, los índices sólo sirven para acusar al gobierno del desaliento económico y el aumento de la marginalidad. Hoy por hoy, Corea del Norte no es sino un gigantesco regimiento nacional y el trabajo por excelencia, ser soldado al mando de ese par de chiflados.
En Corea del Sur las cosas no son muy mejores, el presidente Lee Myun-bak anunció ayer en Seúl que la próxima semana recibirá a parte de la flota de EEUU en el Pacífico para realizar “ejercicios conjuntos” lo que equivale a una contraofensiva para Pyongyang. Esto significa, poco más o menos, que para estas navidades podríamos tener algo más que fuegos artificiales  alumbrando el cielo de las Coreas.

Y todo esto en el marco de una crisis financiera europea que sigue sedimentando deudas y dudas. Si finalmente Portugal solicita el rescate bancario al FMI, todos los economistas vaticinan que arrastrará a España tras de sí, tal como el resbalón de Grecia terminó tumbando a Irlanda en el mismo pozo. Y si esta buena gente, desesperada, piensa que el FMI es la salida, como decía el finado Hamlet: “algo huele mal en Dinamarca”.

Alejandro Bovino, 27.11.2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario