jueves, 2 de septiembre de 2010

¿Qué tienen en común, a más de la poesía...

Alejandra Pizarnik, Delmira Agustini, Alfonsina Storni? El signo de la tragedia ha marcado a estas mujeres llenas de valor ante la muerte y de alguna manera, débiles ante la vida, lo cual también han convertido en fortaleza. Una se pregunta, si ellas hubieran vivido en este tiempo, ¿habrían cambiado sus destinos? La vida es como la vemos. Las tres han sido poetas rebeldes al "destino de mujer" y no han querido enmarcarse en el tipo de poesía escuálida de vivencia que era característico de la mayoría de sus congéneres en esos tiempos, seguramente para muchas la poesía era una virtud de salón, algo para exhibir a las visitas y que no se salía de lo que los maridos podían tolerar sin "pasar vergüenza" o ser puestos en "ridículo".
Vivir como se vive sin fingir otra cosa, decir lo que siente y no dejarse comer por la vida, blandir los versos como bandera, aún hoy no es fácil. De todos modos, ellas lo hicieron. Y nos dejaron sus versos como testimonio de ese coraje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada